Biblioteca 2.0

Emma me envía un enlace a una presentación sobre “Bibliotecas 2.0″

Artium Compartir
View SlideShare presentation or Upload your own. (tags: web20 bibliotecas)

Me ha gustado mucho la frase “aceptar el resultado” (y el ejemplo de los ladrillos).

En la web tradicional, como en la sociedad tradicional, el resultado está dirigido. En la web 2.0, el resultado no tiene que ser el que tú esperas. El resultado es el que los usuarios del servicio deciden que sea.

Qué implicaciones puede tener “aceptar el resultado” en el ámbito educativo? Pueden los estudiantes decidir qué parte del temario de una asignatura les resulta más interesante, por ejemplo?

About Pablo Casado

Clinical lecturer at BarcelonaTech - http://www.upc.edu
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Comments

4 Responses to Biblioteca 2.0

  1. albettah says:

    simple, claro,…
    perfecto

  2. Dídac Margaix says:

    Hola Pablo:

    Muchas gracias, me alegro de que te haya gustado la frase y el ejemplo. Algunos bibliotecarios esperan que sus usuarios sean críticos literarios, cuando son personas normales.

    Saber lo que piensan y les gusta nos permite adaptar los servicios a la realidad.

    Cuando la proyecto suelo decir “Y si gana el Chiqui Chiqui, pues gana el Chiqui Chiqui”. Aunque tal vez sea un ejemplo extremo y cuestionable.

    Fins ara.

  3. Anonymous says:

    La libertad es un derecho fundamental. La libertad implica poder de decisión. Para poder decidir necesitamos sólidas herramientas, es decir información. Aquí es donde aparece el papel del docente o el bibliotecario, como persona que guía este proceso. Supongo que estaremos de acuerdo todos en que el proceso tiene que estar dirigido, no? El docente tiene que tener claros los objetivos sean de contenido, valores, actitudes o normas que deben obtener los usuarios. Los usuarios tienen el DERECHO, a recibir unas herramientas sólidas para poder elegir en libertad que parte de temario les interesa más.
    Es decir,
    Sí, la construcción colectiva del conocimiento, sin lugar a dudas, es positiva. Siempre que sea dirigida. Cada colectivo interacciona de una determinada forma, por lo que el resultado nunca será el mismo.
    Sí, los estudiantes pueden elegir que parte del temario les resulta más interesante, pero siempre que conozcan (como mínimo) los conceptos básicos de todo el temario. Si no, des de mi punto de vista, no podrán decidir en plena libertad, fracasando así el proceso de formación. De otra forma crearemos lagunas de conocimiento en nuestros alumnos.
    La anarquía en los procesos de formación no creo que sea la mejor didáctica para el sistema educativo. Educar a través del trabajo cooperativo favorece el proceso y la libertad del individuo y del colectivo.

  4. aPoLiOn (P. Casado) says:

    No puedo estar más de acuerdo.

    La formación tiene que garantizar unos mínimos básicos. Una vez superados esos mínimos, ¿por qué no dejar a los estudiantes elegir?

    Por ejemplo: que escojan sobre qué tema quieren hacer una práctica.

    Adicionalmente, la libertad comporta el derecho al error!

Leave a Reply